¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD NEUMOCÓCICA?

La enfermedad neumocócica es causada por una bacteria. Puede causar varias enfermedades, como la neumonía neumocócica (infección de los pulmones), la bacteriemia neumocócica (infección de la sangre) y la meningitis neumocócica (infección de las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal).

LA ENFERMEDAD NEUMOCÓCICA INCLUYE ENFERMEDADES GRAVES

Cualquiera puede contraer la enfermedad neumocócica, pero el riesgo es mayor si usted es mayor de 65 años de edad o sufre de ciertas enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad cardiaca o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

La neumonía neumocócica

NEUMONÍA NEUMOCÓCICA

La bacteriemia neumocócica

BACTERIEMIA NEUMOCÓCICA

 La meningitis neumocócica

MENINGITIS NEUMOCÓCICA

LAS BACTERIAS NEUMOCÓCICAS PUEDEN TRANSMITIRSE EN CUALQUIER LUGAR Y EN CUALQUIER MOMENTO

Las pueden transmitir personas saludables o enfermas al toser, estornudar y entrar en contacto con otras personas.

Las infecciones pueden ocurrir en cualquier momento del año pero son más comunes durante el invierno y a comienzos de la primavera.

Las infecciones neumocócicas pueden atacar rápidamente y sin aviso, y los síntomas no son los mismos en todos los casos.

La neumonía neumocócica es una infección de los pulmones y la forma más común de enfermedad neumocócica en adultos

NEUMONÍA NEUMOCÓCICA

es una infección de los pulmones. A pesar de que la neumonía no siempre es causada por las bacterias neumocócicas, es común que sí lo sean. La neumonía neumocócica es grave y no debe ignorarse.

  • La neumonía neumocócica es la forma más común de enfermedad neumocócica en adultos.
  • Es una infección que puede aparecer repentinamente durante su rutina diaria.
  • Puede causar problemas respiratorios.

Cada año, aproximadamente

300,000

personas mayores de 50 años de edad son hospitalizadas en los Estados Unidos debido a este tipo de neumonía. En algunos casos, puede incluso causar la muerte.

Aproximadamente

1 de cada 4 pacientes

con neumonía neumocócica desarrolla bacteriemia neumocócica, que puede requerir hospitalización.

La bacteriemia neumocócica es una infección de la sangre que puede causar presión sanguínea baja, que puede ocasionar daño de órganos vitales como los riñones y el corazón

BACTERIEMIA NEUMOCÓCICA

es una infección de la sangre. Puede causar presión sanguínea baja, que puede ocasionar daño de órganos vitales como los riñones y el corazón. A esto se le conoce como choque séptico.

La meningitis neumocócica es una infección rara pero grave de las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal

MENINGITIS NEUMOCÓCICA

es una infección rara pero grave de las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal.

Las personas con

MENINGITIS

pueden sufrir complicaciones a largo plazo como daño cerebral, pérdida auditiva y convulsiones.

DESCUBRA CÓMO CIERTOS FACTORES PUEDEN AFECTAR LA PROBABILIDAD DE CONTRAER LA ENFERMEDAD NEUMOCÓCICA

¿Podría usted tener riesgo de contraer la enfermedad neumocócica si usted es mayor de 65 años de edad?

SOY MAYOR DE 65 AÑOS DE EDAD

INFÓRMESE
¿Podría usted tener riesgo de contraer la enfermedad neumocócica si usted tiene diabetes, enfermedad cardiaca, o EPOC?

TENGO DIABETES, ENFERMEDAD CARDIACA O EPOC*

INFÓRMESE

*EPOC = enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

 
Pregúntele a su proveedor de salud si PNEUMOVAX®23 (vacuna neumocócica polivalente) es adecuada para usted

PREGÚNTELE A SU PROVEEDOR DE SALUD SI PNEUMOVAX 23 ES ADECUADA PARA USTED

Dé el próximo paso y hable con su médico o farmacéutico. Consulte nuestra lista de preguntas, que puede ayudarle con esta conversación.

Consulte nuestra lista de preguntas, que puede ayudarle con esta conversación.


INFORMACIÓN DE SEGURIDAD

PNEUMOVAX 23 puede no proteger a todos los que se la apliquen. No protege contra enfermedades que sean causadas por tipos de bacterias que no están en la vacuna.

No debe aplicarse PNEUMOVAX 23 si es alérgico a alguno de sus ingredientes, tuvo una reacción alérgica a PNEUMOVAX 23 en el pasado o si es menor de 2 años de edad.

Antes de aplicarse PNEUMOVAX 23, comuníquele a su profesional de atención médica si usted o su hijo/a son alérgicos/as a la vacuna, tienen problemas cardíacos o pulmonares, tienen fiebre, tienen problemas inmunitarios o están recibiendo tratamiento por radiación o quimioterapia, están embarazadas o amamantando.

PNEUMOVAX 23 puede no prevenir la meningitis neumocócica en los pacientes con derrame de líquido cefalorraquídeo causado por una fisura o lesión del cráneo, o por una operación.

Consulte a su profesional de atención médica si planea recibir ZOSTAVAX® (Zoster Vaccine Live) al mismo tiempo que PNEUMOVAX 23 ya que quizás sea mejor recibir estas vacunas con al menos 4 semanas de diferencia. También consulte a su profesional de atención médica si planea recibir PNEUMOVAX 23 al mismo tiempo que otras vacunas.

Los efectos secundarios de PNEUMOVAX 23 más frecuentes son los siguientes: dolor, sensación de calor, molestias, enrojecimiento, hinchazón y endurecimiento en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, debilidad y cansancio, y dolor muscular. Comuníquele a su profesional de atención médica o pida ayuda inmediatamente si tiene cualquiera de los problemas siguientes, que pueden ser signos de una reacción alérgica: dificultad para respirar, sibilancia, sarpullido, urticaria.

Los efectos secundarios en el lugar de la inyección pueden ser más frecuentes y pueden sentirse con más intensidad después de una segunda inyección que después de la primera inyección. Informe a su profesional de atención médica si usted o su hijo experimentan efectos secundarios que les resulten molestos o que no desaparezcan.

Se le aconseja informar sobre los efectos secundarios negativos de los fármacos recetados a la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos). Visite www.fda.gov/medwatch o llame al 1-800-FDA-1088.

Si desea obtener más información acerca de PNEUMOVAX 23, consulte con su profesional de atención médica.

Por favor, lea la sección adjunta de Información del paciente correspondiente a PNEUMOVAX 23 y discútala con su profesional de la salud. La información de prescripción para médicos también está disponible.